Búsqueda personalizada







Ski Week Despegar Skyscrapper





 

Diario de Viajes


 


“CRÓNICAS DE VIAJE” DE CLARENCE FISK
SANTA LAURA Y SANTIAGO HUMBERSTONE, LA HISTORIA DEL SALITRE

La inquieta y siempre ávida pluma de Clarence Fisk, ofrece en esta oportunidad a los lectores de Cybertour.cl una nostálgica visión del actual estado en que se encuentran las históricas oficinas salitreras de Santa Laura y Santiago Humberstone, hoy estratégicos puntos turísticos del norte de Chile.



“POR EL ORGULLO DE SER Y SENTIRSE PAMPINO, CUIDEMOS NUESTRO PATRIMONIO; LAS GENERACIONES FUTURAS NOS JUZGARÁN POR ELLO”.
Letrero a la entrada de la Oficina Humberstone.

“PARA LOS QUE VENGAN DE CAUQUENES: VENDE EL GUASITO SUS VACAS, SUS CABRAS, LOS ENSILLADOS, PORQUE DICEN QUE EN EL NORTE SE GANA PLATA A PUÑADOS. AL NORTE ME VOY”. Graffiti en una pared dentro de la Oficina Humberstone.

Por Clarence Fisk
___________________________________________

IQUIQUE (Chile).- En internet, en la literatura y en la historia de Chile, hay mucha información sobre la época dorada de la industria del salitre. Esta crónica son mis observaciones después de haber visitado las distintas “Oficinas” durante muchos años, además de mis recuerdos de mis tiempos que pasé internado en el colegio en Antofagasta. Allí tenía muchos compañeros que venían de las distintas salitreras que aún operaban en los años 50; la mayor parte de ellas ya no existen. He vuelto varias veces y siempre me llevo una imagen diferente.

Estamos en la Primera Región de Chile, en la provincia de Tarapacá, (nombre del hijo de Viracocha, en quechua significa “lugar oculto, lugar de misterio”); hemos viajado con nuestros amigos de la tercera edad desde Iquique (“sueño-sueño” o “noche de pájaros” o “lugar de descanso”). Hoy visitamos lo que en el siglo pasado fueron las Oficinas. Algunos dicen que la palabra “oficina” vendría de la deformación de la palabra francesa “usines” que significa fábrica; mientras que otros de las “oficinas de parada” donde se compraba el salitre de los distintos centros mineros.

Santiago Humberstone (ex Palma) y Santa Laura, guardan en sus viejos edificios y construcciones los más de 150 años de la historia del salitre. En Humberstone aún quedan los restos de lo que fueron los campamentos donde vivían los trabajadores, mientras que en Santa Laura se han preservado los restos de la planta de tratamiento del “caliche” (mineral del salitre).

Visitando ambas se tiene una mejor comprensión de cómo trabajaban y cómo vivían los pampinos; los esforzados trabajadores del salitre.

Humberstone está a unos 45 kilómetros desde Iquique, en la confluencia de la carretera de salida de la ciudad y la carretera Panamericana (Ruta #5).

Se sale desde Iquique por la Avenida Bulnes hasta la Rotonda del Pampino, donde la ruta continúa hacia el este y la Ruta 5. Desde la altura se divisa el Cerro Dragón , una duna natural con arena muy fina y de afilada cresta, se habría formado saliendo del mar hace 2.500 años.

En la intersección con la Ruta 5 se encuentra el “Monumento Homenaje a los Trabajadores del Salitre”. Se exhibe ahí una carreta calichera, la carreta aguador, un carro volteador de residuos, una locomotora de trocha angosta, y una escultura con un busto de un trabajador de una salitrera.

La historia de la industria del salitre se remonta a 1830 cuando se realizó el primer embarque de salitre como fertilizante y para la fabricación de pólvora, hacia Europa y los Estados Unidos, aunque ya para 1810 se explotaba el salitre para la fabricación de pólvora. Desde esa época y hasta 1960 funcionaron en el norte del país unas 198 oficinas salitreras. En esta crónica les describiré sólo dos; en las cuales aún se encuentran vestigios de la época de gloria de la industria salitrera.

OFICINA SALITRERA
SANTA LAURA

La Oficina Salitrera Santa Laura está ubicada en la Pampa Nebraska. Esta salitrera inició sus operaciones en 1870 durante el período peruano; usaban energía eólica con grandes molinos de viento para bombear agua de las napas subterráneas.

Durante la Primera Guerra Mundial dejó de operar y se reabrió en 1917. Alrededor de las oficinas hay unos grandes botaderos, son las tortas de ripios y residuos, algunos tienen más de 100 años. Estas aún contienen salitre de baja ley, yodo litio, nitratos, y otros minerales que están siendo explotados actualmente con tecnología de punta en la Planta de Cala - Cala para su exportación a Japón.

Santa Laura funcionó intermitentemente entre 1872 y 1960. Sólo queda su área industrial donde se procesaba el caliche usando el antiguo proceso Shanks. El campamento, lo mismo que ocurrió con las otras 190 oficinas, ha sido totalmente desguazado, desmantelados y robado por inescrupulosos en busca de reliquias, y por sus grandes vigas y tableros de pino oregón.

Podemos seguir el proceso de elaboración del caliche en los grandes estanques o cachuchos de lixiviación y la alta chimenea, ésta es la llamada “máquina”. Quedan los restos y ruinas de su Sala de Compresores. La Sala de Máquinas o de Fuerza Eléctrica, La Planta de Molienda y chancadoras, el sistema de correas transportadoras al sector de las bateas de lixiviación, el Taller de Reparaciones y restos de la línea férrea de descarga del salitre.

Toda la planta y sus edificios está construida con enormes vigas y columnas de pino oregón cubiertas por calamina; hoy todas retorcidas, y oxidadas. La Casa de la Administración ha sido convertida en un gran Museo y Restaurante, y sector de venta de artesanías. La Planta de Fuerza Eléctrica tenía tres motores semi-diesel de 145 HP cada uno acoplado a tres generadores eléctricos “Crampton” de 820 KW y seis bombas impulsoras para distintos usos.

Estos son los “restos” del generador eléctrico de la Casa de Fuerza, y de los grandes martinetes de la Maestranza y Taller donde se hacían las reparaciones y mantención del equipo.

Los restos del Taller, donde se ven las cerchas del tejado, y las grandes columnas de pino oregón americano; y las planchas de calamina de recubrimiento; los molinos o chancadoras donde se molía el caliche antes de enviarlo a los estanques de lixiviación dentro de la “máquina”; y su alta chimenea que ha sido restaurada recientemente.

Inicialmente se traía el caliche desde las zonas de explotación a la fábrica en carretones con grandes ruedas tirados por mulas; hacia 1875, cuando las distancias de transporte se hicieron más largas, se construyeron líneas internas de ferrocarril. Esta es la “maquina” o planta de lixiviación vista desde la chimenea de la planta.


En la antigua casona de la Administración funciona el
Museo de la Oficina Santa Laura, aquí se guardan reliquias de la época del salitre,
desde maquinarias, mobiliario, utensilios y herramientas de uso diario.

Este es uno de los carretones usados para el transporte del caliche, y un carro volteador donde se transportaban los residuos, como “barro”, para llevarlo a las tortas, que hoy son los indicadores en medio del desierto de la ubicación de una antigua “oficina salitrera” que ha desaparecido.

OFICINA SALITRERA
SANTIAGO HUMBERSTONE


Al frente de la Oficina Santa Laura, y a sólo dos kilómetros, se encuentra la antigua Oficina Salitrera de La Palma, que en 1934 pasó a llamarse Santiago Humberstone . La Oficina Humberstone perteneció a la Peruvian Nitrate Company, inició sus operaciones y la producción de salitre en 1872. Usaba un sistema mejorado para la lixiviación del caliche para lo cual se inyectaba vapor de agua a los cachuchos (en vez de calentarlos con leña). Después de la guerra reanudó sus operaciones para elaborar salitre y nitratos. Paralizó en 1932 y después de una reorganización volvió a operar en 1934 con el nombre de Santiago Humberstone, en homenaje al ingeniero químico inglés.

Santiago Humberstone fue pionero en la invención de mejoras en el sistema Shanks que permitió tratar caliches de baja ley. Humberstone llegó a administrar ocho oficinas salitreras, pero nunca fue dueño de ninguna. En la Oficina de Humberstone no quedan grandes vestigios de su zona industrial o gran chimenea; en cambio, a diferencia de lo que sucede en la Oficina Santa Laura, sí se ha preservado gran parte del campamento donde vivían los trabajadores junto a sus familias.

Se trabaja en la restauración de su campamento: el Edificio de la Administración, la Escuela Mixta Pública, el Edificio Escritorio y de la Pulpería, el Edificio de La Filarmónica, el Teatro, la Recova, la Iglesia, las canchas de fútbol, tenis, básquetbol...

Había 100 casas construidas de calamina para familias, 60 de cemento pampino, y 120 para solteros. En Humberstone, los pueblos originarios están enseñando a los estudiantes voluntarios las técnicas para hacer adobes, quinchas, etc, para ayudarles a reparar las casas. Estas salitreras fueron declaradas por la UNESCO, en julio de 2005, “Patrimonio Industrial y Cultural de la Humanidad”. Y han sido declaradas Monumentos Nacionales desde 1970.

El edificio de La Pulpería data de 1938, para el abastecimiento de la población. Estaba equipada con una tienda de abarrotes, carnicería, panadería con grandes hornos, tienda de géneros, carbonera, fábrica de hielo. Tenía un lugar especial para el almacenaje y refrigeración de mercancías perecibles (carnes argentinas, pescado fresco de la costa, verduras); fue construida con adobe y luego revestidas con planchas de corcho donde se alcanzaban temperaturas de 15 a 5 grados centígrados.

Aún se conservan las instalaciones y mobiliario de la pulpería, panadería, carnicería y la fábrica de hielos. En Humberstone regía la ley seca y se limitaba la venta de licor, cerveza y de vino. Las mercaderías eran traídas por barco hasta el puerto de Iquique y por ferrocarril hasta el galpón de La Pulpería.

La Escuela está en proceso de restauración; hay salas con sus pupitres y el escritorio del profesor. En estas escuelas estudiaban los hijos de los obreros. El sistema de educación era segregado, los hijos de los empleados de nivel medio o de los supervisores estudiaban en escuelas aparte del resto, o iban al Colegio Inglés, en Iquique.

El Teatro
fue construido en 1934, y fue restaurado recientemente con donaciones del gobierno alemán. Durante nuestra visita ensayaba una banda de colegiales, en preparación para la celebración de la Semana del Pampino.

Por las calles de Humberstone se pasean adultos y niños vestidos con trajes largos, gorritas, las damas con parasoles, y los más chicos con terno y sombreros de paja a la usanza de la época de oro del salitre a principios del Siglo XX.

Por los escenarios de este teatro pasaron grandes artistas nacionales y extranjeros, compañías de teatro, y de zarzuela. Además funcionó como cine sonoro donde se exhibieron grandes producciones como “Lo Que el Viento se Llevó” y “El Mago de Oz”. El teatro tenía platea, palco y galería con una capacidad para 800 personas. Aún se conservan las butacas originales de 1936.

La Recova, o mercado, era un recinto a cielo descubierto, al estilo de las ferias, donde se vendía verdura fresca traída de los oasis y valles de la sierra (Pica, Mamiña, Matilla, etc.).

El Hotel fue construido en 1934. Era habitado generalmente por los proveedores. Sus dependencias incluían un gran comedor, salas de juegos, salón de billar y un bar. Además, tenía cinco habitaciones para autoridades que estaban de visitas y gente de negocios.

Durante los fines de semana se organizaban bailes amenizados por una gran orquesta; además se celebraban reuniones sociales en la pérgola y en el comedor de diario. Aún se conserva la gran cocina, con su cocinilla a leña original, además del mobiliario auténtico del bar.

Las Casas del Campamento eran del estilo de casas de “corridas”, pareadas, con un pequeño ante-jardín, y un patio central común en la parte de atrás. Fueron construidas con adobes y quincha. Están siendo restauradas, tenían un gran living-comedor, dormitorios, baño y cocina.

Al centro del campamento se encuentra la Plaza Principal, con su pérgola y árboles añosos, además, para la entretención se sus habitantes, constaba con una gran piscina pública.

He fotografiado los antiguos carros de pasajeros, y las locomotoras de los trenes salitreros, los postes de luz con el resto de los cables y los aisladores, los postes de telégrafo…

En el camino que nos lleva a Pica desde Pozo Almonte están los Bosques de la Pampa del Tamarugal. Este espino los denominan “uno x siete”, ya que sus raíces son siete veces más largas que la copa del árbol; así alcanzan las napas de agua. Es un árbol que se ha adaptado a las aguas semi salobres.

Durante la Colonia y luego durante la época del salitre, casi se exterminaron los bosques. La madera era utilizada para la construcción , como leña y la industria. La CONAF inició un programa de reforestación artificial en 1975. Si no fuese por este esfuerzo, los bosques de tamarugo habrían pasado a la extinción.

Tomen el camino desde Pozo Almonte y podrán aprovechar el viaje para visitar estos bosques en pleno desierto de Atacama.

Lea más “Crónicas de Viaje” de Clarence Fisk, en:
http://chuquicamata.net/Clarence

________________________

www.Cybertour.cl
__________________________
>Publicado<: 11/03/2007

 
Publicado el 11 marzo de 2007
 



Noticia más leída sobre Diario de Viajes:
LA CASA COLORADA Y LA HISTORIA DE CHILE


 Versión Imprimible  Versión Imprimible

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo


AEROPUERTO INTERNACIONAL DE SANTIAGO

Patrocinador oficial:






Despegar.com




 

 

DIRECTOR GENERAL: Francisco Leal Díaz – franciscoleal@cybertour.cl
SUBDIRECTOR: Emiliano Leal Sorriente – emilianoleal@cybertour.cl
PRODUCCIÓN Y MARKETING: María Antonieta Cueva - cybertour@cybertour.cl
PERIODISTAS: Emiliano Leal, Deniss Berríos y Rodolfo Díaz.
COLABORACIONES ESPECIALES: Hugo Murialdo y Franco Ledi.
REPRESENTANTE EN MÉXICO Y WEBMASTER: Emiliano Leal Sorriente – emilianoleal@cybertour.cl

PUBLICIDAD Y MARKETING: Leal Comunicaciones Ltda. - cybertour@cybertour.cl

PRODUCCIÓN EDITORIAL: LealCom Editores

CONTACTO EDITORIAL: Toda información, boletines, gacetillas periodísticas, comentarios u opiniones, deben ser enviados al Departamento Editorial – cybertour@cybertour.cl

Tel: (56-2) 727-9231

 

www.Cybertour.cl
Diario electrónico producido y editado en Santiago de Chile por
Leal Comunicaciones Ltda.

Derechos Reservados
SANTIAGO
C H I L E








Web site engine\'s code is Copyright © 2005 by PHP-Nuke . All Rights Reserved.
PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license .