Búsqueda personalizada







Ski Week Despegar Skyscrapper





 

Embajadas


 

Avgustin Vivod, embajador de Eslovenia en Chile:
“CREEMOS EN EL APRENDIZAJE DE LAS EXPERIENCIAS HISTÓRICAS”

El nuevo embajador de Eslovenia en Chile analizó las relaciones bilaterales, los intercambios culturales, el flujo turístico, y las peculiaridades de eslovenos y chilenos… El 1 de enero del 2007 Eslovenia se incorporó en su calidad de miembro pleno de la Unión Monetaria Europea.




Por Annemarie Balde L.

SANTIAGO (Chile).- El embajador de la República de Eslovenia, Avgustin Vivod, presentó recientemente sus cartas credenciales a la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet.

En conferencia de prensa, efectuada en la Cámara Nacional de Comercio (CNC), el embajador Vivod comentó algunas peculiaridades de su país, de dos millones de habitantes. Presentó en la oportunidad, además, al cónsul honorario en Chile, Pedro Corona Bozzo, actual presidente de la CNC.



El embajador de Eslovenia, Avgustin Vivod, al centro, junto a su esposa Mariana;
a la derecha, Pedro Corona, Cónsul Honorario de Eslovenia en Chile.
____________________________________________________

Avgustin Vivod se refirió a la importancia que ocupa la familia en la sociedad. Dijo: “Estoy aquí con mi señora, Mariana; tenemos cinco hijos y aspiramos a que muchas de las cosas que podamos hacer, las hagamos en conjunto. Creemos, también, que los países se manejan través de símbolos y así expresan sus valores. Consideramos que la familia es uno de ellos y creemos en el aprendizaje de las experiencias históricas. En el carácter esloveno predomina el espíritu montañés…”.

El diplomático expresó su confianza de trabajar de manera conjunta con la comunidad eslovena y la chilena, “a la que apreciamos —dijo— y la que en su momento dio importantes servicios a la República de Chile”.

”La presencia y la designación del cónsul de Eslovenia en Chile —agregó—, el señor Pedro Corona Bozzo, indica claramente la intención de la República de Eslovenia de buscar hombres de alta calidad para crear puentes y poder concretar y avanzar en beneficio de ambos países”.

INDUSTRIA FARMACÉUTICA Y DE SOFTWARE

—Señor embajador, ¿qué industrias tiene principalmente Eslovenia, y qué productos les interesa exportar desde Chile?
—Eslovenia tiene una desarrollada industria tecnológica en software. Igualmente sus telecomunicaciones son muy avanzadas; tiene una reconocida industria farmacéutica genérica. Trabaja intensamente en lo que es alta precisión en aceros; produce automóviles y sistemas electrónicos para la Renault. Fabrica una gran cantidad de electrodomésticos, que compiten con los mejores del mundo. En cuanto a lo turístico, tiene una gama bastante interesante que ofrecer.

—¿Qué le interesa a Eslovenia de Chile?
Chile produce excelentes frutas en contra estación. Posee minerales que actualmente están en un nivel de valor en crecimiento. Y nos interesa, fundamentalmente, crear una línea marítima, como la hubo en su momento, para posibilitar el traslado de cargas que vayan directamente de un país a otro, sin tantos intermediarios en distintas regiones.

La balanza comercial actualmente no es muy amplia; por eso nos interesa muchísimo que este aspecto pueda avanzar.

El producto interno bruto de Eslovenia ha mejorado sustancialmente en los últimos 15 años. Y tenemos el orgullo de ingresar el 1 de enero de 2007 al mercado del euro. Vamos a tomar esta moneda como propia, luego de varios años de preparación. En este momento los valores del dólar esloveno y del euro son constantes ya, desde hace dos años. Eso implica una cualitativa proyección de la economía en estabilidad, con una inflación de 2,2 por ciento anual. Eslovenia presidirá la Unión Europea el primer semestre del 2008. Ahora, en enero, comienza Alemania y luego continuará Portugal.

La República de Eslovenia, en el transcurso de su presidencia, conducirá también la Cumbre que producirá entre la Unión Europea y América Latina, el 14 de mayo, en Lima, Perú. Para ello queremos estar muy preparados y esperamos que muchos acuerdos sean ya realidad. Por eso estamos hoy aquí.

—¿Qué ofrece Eslovenia a los chilenos, desde el punto de vista turístico?
—Eslovenia forma parte de una de las regiones más atractivas de Europa. A aquéllos que la conocen —y a los que no—, yo les diría que se trata de un “ país boutique ”, donde hay de todo pero en pequeña cantidad. Diría “para excluyentes”, para aquéllos que desean gozar de lo único y desean hacerlo en forma personal.

El pueblo esloveno conforma un país amigable, que gusta de cantar, tomar su propio vino, y también compartirlo, pero no en forma masiva, porque las bodegas son pequeñas…

Debo señalar que a los eslovenos les atrae mucho la región de Tierra del Fuego, los glaciares, la antártica, la cordillera… panoramas que siempre han cautivado el espíritu esloveno.

Pero no sólo Portillo y Valle Nevado, entre otros lugares, hacen posible este intercambio turístico, como una verdadera aventura deseable… No puedo dejar de mencionar el desierto, las salitreras, aparte de todo lo que implica la buena producción de marisco del Pacífico. Y más al sur de los mares embravecidos, el esloveno es un entusiasta de lo nuevo. La Patagonia austral ha cautivado la imaginación de jóvenes, de poetas y de escritores…

Y, en relación a la integración cultural entre Chile y Eslovenia, ¿qué tan factible se vislumbra esta combinación?
—Creo que existen razones muy importantes para que instituciones culturales eslovenas y sus pares chilenas se unan, no sólo para hacer algún intercambio, sino para crear acciones en conjunto. No voy a hablar de los escritores y de los poetas chilenos, pero por ejemplo, Eslovenia tiene sus más importantes héroes en sus poetas, autores del himno, de lo que es el brindis, o el general Meissner que era poeta…

La historia nos aconseja aprender de la identidad que Chile tiene y del concepto de defensa de lo propio y de lo nacional. Nosotros hemos tenido que vivir durante muchos años adaptándonos bajo dominios, bajo estructuras diversas no queridas; y sin embargo, manteniendo la identidad. Creo que esa mutua fecundación es muy buena. Crear un Instituto Cultural podría ser el nexo necesario, donde sus compatriotas y chilenos de origen esloveno puedan tenderse la mano a través de la cultura. Por ello, en el contexto de Europa, también las colaboraciones son más fáciles, porque tales institutos existen.

—¿Qué presencia en Chile tiene Eslovenia, actualmente, que la sociedad pueda identificar?
—Se ha participado en muchos festivales de teatro y en ferias de libros, lo que deseamos potenciar. Precisamente, la acción de los gobiernos debe tender a facilitar y a motivar, para que los artistas y escritores tengan un ámbito propicio para su desarrollo e intercambio cultural.

—La República de Eslovenia es un país pequeño, de dos millones de habitantes; quisiera saber qué tasa de natalidad tiene y qué se está haciendo para que las 500 mil personas de la diáspora vuelvan a vivir a su patria. ¿Desde cuándo se produjo esta emigración? —Agradezco mucho su pregunta, porque es muy importante. Sin personas, sin familias, un país no existe. Todo lo que se haga en un país, si no hay un reaseguro de renovación demográfica es un “llanto” por anticipado. Eslovenia fue emisora de emigrantes durante muchísimos años. La primera emigración demostrable realmente ocurrió en 1878. Luego, en 1905; y después entre las dos guerras mundiales. Tras finalizar la Segunda Guerra Mundial, en 1945, se produjo la última salida de gente. Cada una por motivos diferentes. Las dos primeras, es decir, hasta después de la Primera Guerra Mundial, fueron netamente económicas. Europa estaba desahuciada, hambrienta, sin perspectivas. Y si avanzo un poco más en la historia, Europa vivió matándose 300 años hasta que se constituyó la Unión Europea y los franceses y los alemanes se dieron la mano, por el carbón y el acero. Ya los demás lo habían probado todo. Y los eslovenos nunca estuvieron al margen de las consecuencias de esas guerras. Por eso mencioné antes que por Eslovenia pasaron todos. Y por eso, también, los eslovenos hablan varios idiomas.

Las dos primeras migraciones al mundo fueron netamente sociales y económicas. La segunda y tercera emigración, entre las dos guerras, fue fundamentalmente una huida a consecuencia del fascismo en Italia y por la persecución que había en las regiones bajo el dominio de Italia, de los maestros, de los sacerdotes y de los hombres de la cultura que hablaban esloveno y no querían perder su identidad. Esa fue una de las migraciones más numerosas de personas calificadas, con una afectividad nacional profundamente arraigada y por la cual pagaron muy caro, y prefirieron emigrar a perder su identidad. Pero también es cierto que vinieron muchas veces como ex austriacos o ex italianos, pues a muchos se les habían quemado los documentos y les cambiaron los nombres; de tal manera que un Juan era Giovanni, o un Iván era Juan. Entonces era muy difícil efectuar un seguimiento de las personas. Y la última, la cuarta diáspora, ocurrió una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial. Esto se puede calificar de netamente político-ideológico, como consecuencia de que Yugoeslavia estaba detrás de la Cortina de Hierro.

En cuanto a la tasa de natalidad, en la actualidad es muy baja en Eslovenia: es de un 1,23 por ciento, lo cual es negativa desde el punto de vista del ingreso por nacimientos, aunque la migración para la calidad de vida y condiciones que ofrece Eslovenia es atractiva para trabajar y para poder desarrollarse.

Entre los años 1900 a 1930, la ciudad más grande de Eslovenia, la que mayor población tenía era Cleveland, en Estados Unidos. Había más eslovenos allí que en la propia capital de Eslovenia. Y no es un chiste. Es como decir que en Chile la ciudad más importante fuera Miami, con la diferencia que a más kilómetros de distancia…

Muchos eslovenos trabajaron en las minas, laboraron en los campos y numerosos compatriotas fueron cow-boys en el norte; y durante mucho tiempo, —por motivos muy diversos y debido a la política que llevó adelante la República Federativa de Yugoeslavia—, la diáspora no era considerada como alternativa interesante, por razones ideológicas y económicas; o simplemente, porque tenían otras razones más importantes. Eslovenia estaba dentro de Yugoeslavia, donde había unos 23 millones de habitantes.

Cuando Eslovenia declara su voluntad de separase de Yugoeslavia, utilizando un articulado de la Constitución de la República Federativa de Yugoeslavia, que decía que con un 90 por ciento de votos en un plebiscito las repúblicas podían optar por la independencia, el 26 de diciembre de 1990 los eslovenos optaron por la independencia. Cuando el Parlamento declara la independencia, el 25 de junio de 1991, a mí me tocó estar presente. En ese momento a Yugoeslavia no le quedó más que mandar los tanques y la guerra duró 11 días; y aún así los eslovenos tomaron ocho mil prisioneros y los trataron con guante blanco. Luego se los devolvieron a los padres bajo recibo. No se les tocó ni un cabello. Creo que eso impactó mucho en el reconocimiento de otros países. Por eso siempre hablo de que quizás lo más importante es la relación personal, de calidad. Uno puede tener muchos amigos y muchos enemigos, pero si no hay calidad de por medio, todo es más difícil.

—¿Y qué hace Eslovenia ante la diáspora?
—Eslovenia reconoce entre 450 mil a 500 mil eslovenos viviendo en todo el mundo, en América del Sur, del Norte, en Australia... Eslovenia los considera embajadores naturales. ¿Sabe que es muy importante tener 400 mil a 500 mil embajadores naturales? Si solamente el 10 por ciento de ellos actuasen como tales, o si sólo el uno por ciento lo hiciese, en un mundo globalizado un clic en una computadora señala que “aquí hay una oportunidad de inversión”; por ejemplo. Chile, en este proceso, interesa en 10 segundos…

Esto es lo que el Gobierno esloveno hace en este aspecto, en una oficina que depende directamente del Primer Ministro para los eslovenos por el mundo. Eslovenia apoya, además, las escuelas de idioma los días sábados en los lugares donde hay diáspora. Ofrece becas para el aprendizaje del idioma como segunda lengua, porque asume la integración y los descendientes. La República de Eslovenia reconoce el “yus sanguinis” y los considera sus potenciales sucesores, y sabe que es importante dominar otro idioma, y que es importante visitar nuestro país.

En Chile tenemos un excelente Cónsul Honorario de Eslovenia, Pedro Corona, quien habla perfectamente español y esloveno. La otra cosa importante es ofrecer becas, perfeccionamiento para maestros, becas de intercambio y pasantías, en las cuales estamos muy interesados para que a través de universidades o entidades no gubernamentales, de científicos, docentes, deportistas, se produzca ese intercambio y luego existe la ley de reparación histórica de las injusticias, producto de la Segunda Guerra Mundial, del régimen comunista que instauró la dictadura después del año1945.

Pero no está todo solucionado; el tema como usted menciona, la diáspora, está aún abierto y nosotros aspiramos a que se pueda lograr una mayor forma de conectarse con los eslovenos que estén en Chile. No importa en qué lugar, en qué localidad. Por eso pedimos a ustedes que en sus medios de comunicación transmitan este mensaje. Así, cualquier esloveno podrá venir al consulado y contactarse con nosotros; nos interesa mucho.

—¿Qué tan compleja fue la incorporación de Eslovenia a la Unión Europea?
—Incorporarse a la Unión Europea es una cuestión de voluntad de un pueblo. Nadie está obligado a asociarse si no quiere. El plebiscito que el pueblo esloveno produjo para la consulta si querían incorporarse a la OTAN o a la Unión Europea, fue de un 87 por ciento y de un 90 por ciento. Conscientes de que eso implicaba unirse a la Unión Europea, ingresar a un club de primer nivel, donde hay derechos y obligaciones. Eslovenia, por su nivel de desarrollo, es un neto aportante, no un beneficiario; sin embargo, al ingresar también al mundo del euro y perder cierto concepto de esquema de soberanía de su Banco Central, ingresa a otro mundo que yo diría que es de la “mesa verde” de las decisiones globales.

Cuando se comparte la gobernabilidad del Banco Central europeo, que es muy importante, el proceso de incorporación implica el cumplimiento de 37 capítulos, como mínimo, que van desde la agricultura hasta los derechos humanos, la legislación de la educación, cultura, relaciones internacionales, en fin, una cantidad muy importante de temas que consideran desde la ecología. Digamos que hay que hacer los deberes de una manera muy exigente y no hay que firmar solamente los tratados; hay que llevarlos a la práctica. Es un proceso que dura entre 4 a 7 años. Eslovenia trabajó esas exigencias en tiempo récord en todos esos capítulos y por eso también logró ser el único de los 10 nuevos países que se incorporaron en el 2004 y que fuera aceptada como miembro de la zona del euro, a partir del 1 de enero de 2007.

La Unión Europea, como dije antes, otorga la posibilidad de una mayor afirmación, pero también la perspectiva de un camino en conjunto, donde todos tienen que aportar su parte. No es una lotería. Es un esfuerzo cotidiano.

—¿Cómo nos ven a los chilenos desde Eslovenia; qué piensan sus compatriotas de nosotros?
—A Chile se le ve como un país con excelentes oportunidades para hacer muchas cosas en conjunto, por su estabilidad, por su continuidad, y porque al igual que Eslovenia, los chilenos se pusieron de acuerdo en puntos básicos. No importa quién lleva el timón: el norte es el mismo. Eso es digno y muy importante de destacar. En Eslovenia también ocurre algo semejante. Entonces quedan descartadas las pequeñeces y se discute en política sólo la metodología, no quién va a llevar mejor el timón hacia esa dirección y no hacia la opuesta.

El turismo hacia Eslovenia, en los últimos años, se ha dado en forma incipiente. Este proviene, especialmente, desde Argentina. Va también mucha gente de Perú, Bolivia, Brasil y Uruguay. Pero creo que el primer paso del turismo se produce por la familia que va a visitar a algún pariente.

Igualmente es digno destacar que durante mucho tiempo hubo envíos de dinero y muchas familias se ayudaron quizás sin conocerse. Luego se ubicaron y el lugar gustó. También el flujo de turismo, de comercio, etc. harán que exista un mayor acercamiento global, y ambos países tienen una gran cantidad de elementos para mostrar.

—¿Cómo se pueden concretar los intercambios universitarios?
—Hay acuerdos generales ya firmados, por eso mencioné antes la intención de la creación del Instituto de Cooperación Chileno-Esloveno, en el que el Gobierno tiene sumo interés en apoyar estas iniciativas y donde puede haber financiamiento inclusive de la Unión Europea. Esta es una manera muy positiva de acercar a ambos países. Así los intereses personales podrán ser adecuadamente canalizados, porque a veces uno solo está algo perdido al enfrentar situaciones demasiado grandes. El esloveno es romántico, pero finalmente necesita un poco de ayuda; es romántico interiormente, no se brinda al primer postor; pero cuando se brinda, su palabra, su cariño, su amor, es perdurable. Un detalle: las novelas latinoamericanas de las cuatro de la tarde hacen furor en Eslovenia. “Esmeralda”, “Muñeca Brava”, y otras, son algo más que descubrir la personalidad, gustos e idiosincrasia de las personas. No hay que olvidar que también los chilenos, por lo menos la mitad del país, vive entre montañas. El esloveno también. Y cuando uno llega a una llanura, por lo menos empieza a cantar, porque está como descomprimido. Y Eslovenia son valles, montañas, lagos, bosques y llanura; no en vano uno necesita a veces de esa estepa.

—¿Cuáles son las principales diferencias de idiosincrasia entre ambos países; qué podríamos aprender nosotros de los eslovenos, y viceversa?
—Quienes hemos viajado muchos años por Latinoamérica, al volver a nuestra patria nos dicen: “Pero ustedes son más mediterráneos, como los españoles o los italianos, porque llegan a la casa, se abrazan y se besan... Cuando yo tenía 10 años, si besaba a mi madre era una cosa terrible… O sea, el esloveno, originalmente es más cerrado, algo que obedece también a la geografía del lugar. El hombre de las llanuras es más llano. El hombre de las montañas y el valle, es más cerrado, porque también tiene que cuidar mucho más su piel. En la llanura uno no se cae; en la montaña, se mata. Entonces, el esloveno es, generalmente, mucho más cuidadoso. Y también lo es para dar la amistad e igualmente cuidadoso al prestar dinero; pero luego, cuando lo presta, ni siquiera pide que le firmen un papel. El esloveno tiene un concepto de la palabra que es como “un cheque”, porque en la palabra impone su sello.

En cuanto a la honestidad, esta es diferente a los países latinoamericanos, pues en Eslovenia, en un país tan chico, todos se conocen y el castigo social es muy grande. En América Latina todos se mudan, desaparecen. En Europa, la casa paterna es sagrada. El lugar donde yo he nacido es algo que me ata. El latinoamericano es un poco más nómade, se cambia de barrio con mayor frecuencia.


LA REPÚBLICA DE ESLOVENIA EN CIFRAS

Superficie: 20.273km”

Habitantes: 2.006.442

Longitud de las fronteras: 1.382 km (Austria 330km, Italia 280 km, Hungría 102 km, Croacia 670km)

Longitud de Costa: 46,6 km

Altura media sobre el nivel mar: 556,8 m

Bosque: 57% de la superficie

Diversidad de paisajes: Alpes, Montañas Dinámicas, Mediterráneo, Llanura de Panonia

Unidades regionales históricas: Prekmurje, Starjerska, Koroska, Gorenjska, Notranjska, Bela Trajina, Primorska

Cuidado de la naturaleza: Protegido el 8% de la superficie de Eslovenia (alta biodiversidad; 50.000diferentes especies animales, 3.000 especies vegetales).

GUÍA VIAJERA
__________________

CUÁNDO IR

La mejor época es el otoño y la primavera. Reserva para los días lluviosos las visitas a museos y el relajante mundo del spa. En días de sol, aprovecha para jugar al golf o hacer rafting.

CÓMO LLEGAR

Desde Barcelona , la compañía eslovena Adria Airways tiene vuelos directos los jueves a las 8.00 y a las 10.30 horas. Desde Gerona también hay vuelos directos en la madrugada del sábado al domingo, 0.30 h. (Tel. de información: 93 280 48 90). Con Iberia hasta Venecia tienes vuelos todos los días a las 16.10.

Desde Madrid , no hay vuelo directo, pero la mejor combinación es ir a Venecia y desde allí, tomar el tren o alquilar un coche, sólo son 3 horas de viaje. El vuelo diario de Iberia sale a las 10.40.(Tel. de información Iberia: 902 400 500).

DÓNDE ALOJARSE

Hotel Vila Bled , situado en la orilla del gran lago de Bled, el cual cuenta con una playa privada; descuentos especiales en bonos de golf y los invitados pueden disfrutar de los beneficios del spa en el Gran Hotel Topolice. Cesta Svobode 26, 4260 Bled, (tel: 00 386 64 79 15).

Vila Preseren , este pequeño hotelito en la orilla del lago tiene tan sólo seis habitaciones. Está decorado al más puro estilo art nouveau. Los jardines se estrechan a media que bajas hacia el lago y tiene varias terrazas. La reserva se hace a través del Hotel Astoria, (tel: 00 386 64 741 144). Está situado en Kidriceva 1.

Grand Hotel Topolice , conocido por su spa. Cuenta con aguas termales, sauna, solarium, gimnasio y un centro de belleza. Es miembro de la cadena SRS Hoteles. Cesta Svobode 12, 4260 Bled, tel: 00 386 640 7910).

Hotel Jerezo , es el hotel más agradable de Bohinj. Si el tiempo no invita a salir, puedes pasar el día en la piscina cubierta y en el spa. Ribcev laz 51, 4265 Bohinjsko Jerezo, (tel: 00 386 64 723 357).

Hotel Bellevue , construido en 1935, las habitaciones de la parte antigua son más acogedoras que las de la nueva. Si quieres, puedes reservar la habitación donde estuvo Agatha Christie, aunque lleva suplemento de precio. Ribcev laz 65, 4265 Bohinjsko Jerezo, (tel: 00 386 64 723 446).

QUÉ COMER

En Bled , Radovljica y en Skofja Loka hay muchos pubs, restaurantes y cafés para elegir. En los pueblos pequeños, las granjas sirven la mejor comida tradicional.

Hotel Vila Bled , tiene un excelente restaurante internacional con piano-bar. Los más románticos pueden reservar mesa en la terraza del jardín, si el tiempo lo permite. Cesta Svobode 26, (tel: 00 386 647 915).

Mayer Gostisce , está en Zeleska c. 7, en Bled. Es necesario que reserves con tiempo. (Tel: 00 386 741 058).

Gostisce Okarina , lleva abierto desde principios de siglo. Si tienes suerte puedes oír un concierto de okarina, instrumento algo más pequeño que una flauta. Riklijeva 9, (tel: 00 386 741 458).

Kavarna Restaurant . Prueba cualquiera de las tartas de crema, son exquisitas. Está enfrente del Park Hotel, en Bled.

Gostilna Lectar . Típicos platos eslovenos. Menú especial para vegetarianos. Linhartov trg. 2, Radovljica, (tel: 00 386 715 642).

Plansar es el lugar perfecto para probar el queso casero típico de las montañas. También alquilan habitaciones. House no 179, Stara Fuzina, (tel: 00 386 723 095).

Gotisce Homan . El mejor sitio para reponer fuerzas en Skofja Loka. En el sótano puedes probar sus deliciosas tartas. Mestni Trg.2, Skofja Loka, (tel: 00 386 623 047).

Gostisce Jasna , a 2 km al sur de Kranska Gora. Desde este pequeño restaurante puedes ver el lago de Jasna.

QUÉ VER

Castillo de los Obispos de Brixen , estuvieron en la zona desde 1004 hasta 1803, está en Bled, en lo alto del acantilado. Las vistas son magníficas. La campana de la iglesia de la Asunción, en la isla del lago Bled, según la tradición al que la tañe y pide un deseo se le cumple.

Una típica casa montañesa, la Casa Oplen , entre Bohinj y Bled, los toplarji son del siglo XVIII. Los libros de la biblioteca del monasterio de los capuchinos, auténticas maravillas manuscritas de la Edad Media con policromías.

Por último, no puede faltar en tu viaje una excursión al paso de Vrsic y una tarde de compras en Skofja Loka . No te puedes ir sin probar el postre nacional, potica, una ligera tarta de nueces y pasas.

DE COMPRAS

En los pueblos puedes encontrar ropa de montaña a buenos precios. Otros regalos típicos son los bastones de madera, las pipas de tabaco o las máscaras pintadas, típicas de las fiestas eslovenas. Si has visitado Kropa , seguro que guardaste en tu maleta algún utensilio de hierro.

 
Publicado el 29 diciembre de 2006
 



Noticia más leída sobre Embajadas:
MÉXICO: MARAVILLAS ARQUEOLÓGICAS


 Versión Imprimible  Versión Imprimible

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo


AEROPUERTO INTERNACIONAL DE SANTIAGO

Patrocinador oficial:






Despegar.com




 

 

DIRECTOR GENERAL: Francisco Leal Díaz – franciscoleal@cybertour.cl
SUBDIRECTOR: Emiliano Leal Sorriente – emilianoleal@cybertour.cl
PRODUCCIÓN Y MARKETING: María Antonieta Cueva - cybertour@cybertour.cl
PERIODISTAS: Emiliano Leal, Deniss Berríos y Rodolfo Díaz.
COLABORACIONES ESPECIALES: Hugo Murialdo y Franco Ledi.
REPRESENTANTE EN MÉXICO Y WEBMASTER: Emiliano Leal Sorriente – emilianoleal@cybertour.cl

PUBLICIDAD Y MARKETING: Leal Comunicaciones Ltda. - cybertour@cybertour.cl

PRODUCCIÓN EDITORIAL: LealCom Editores

CONTACTO EDITORIAL: Toda información, boletines, gacetillas periodísticas, comentarios u opiniones, deben ser enviados al Departamento Editorial – cybertour@cybertour.cl

Tel: (56-2) 727-9231

 

www.Cybertour.cl
Diario electrónico producido y editado en Santiago de Chile por
Leal Comunicaciones Ltda.

Derechos Reservados
SANTIAGO
C H I L E








Web site engine\'s code is Copyright © 2005 by PHP-Nuke . All Rights Reserved.
PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license .